• guadabarriviera

YPF suma drivers y su acción podría desplegar el potencial en 2018/19

Actualizado: 30 de oct de 2018

(Nota publicada en SaladeInversion.com)


Las acciones de la petrolera argentina YPF acumulan una serie de drivers positivos, y gran parte del potencial alcista que tienen podría comenzar a materializarse a partir del segundo semestre de este año, coinciden analistas del mercado local.


En 2017, YPF logró revertir el resultado negativo de -28.379 millones de pesos argentinos que había obtenido en el año anterior. Aunque por factores extraordinarios, tuvo un beneficio neto de 12.672 millones de pesos el año pasado.


Sin embargo, tuvo una fuerte caída en la producción de hidrocarburos, de casi el 4%, y un aumento del 30% interanual en los costos de producción. En detalle, la producción de crudo bajó un 7% interanual, y la de gas natural descendió un 1,1%. Pese al mal desempeño operativo de 2017, la petrolera realizó a fines de octubre su primer “Investor Day” en la Bolsa de Nueva York, donde presentó su nuevo Plan Estratégico para el quinquenio 2018-2022. El mismo será revisado anualmente, y fue ratificado en la última call conference de resultados del cuarto trimestre.


Según este plan, para el año 2022, el crecimiento de la producción de hidrocarburos será del 25%; estima un aumento del 35% en la producción shale (no convencional); y plantea aumentar en un 50% las reservas, siendo clave el desarrollo de los proyectos exploratorios que hoy se encuentran en etapa piloto.


Además, en el negocio de upstream (exploración y desarrollo de petróleo y gas) espera cambiar el mix actual de 72% convencional y 28% no convencional a 44% y 56%, respectivamente, siempre hacia 2022. Esto con una reducción de costos y una baja del 13% en CAPEX desde el rango actual de 3.900 millones de dólares a 3.400 millones.


La semana pasada, Guido Bizzozero, analista de Allaria Ledesma, sacó un informe sobre YPF, en el que vuelve a recomendar “compra” para sus acciones, aunque baja su precio objetivo a 800 pesos argentinos para fines de 2018, desde los 880 anteriores.


En diálogo con SaladeInversion.com, el experto explica que “la recomendación es porque considerando el precio actual -de alrededor de 440 pesos- y un target ya sea de 800 u 880, sigue dando tanto potencial que es comprar”. Esta baja del precio objetivo es porque en Allaria Ledesma utilizan para valuar estas acciones un ratio más bajo que antes: en vez de 5x FV/EBITDA, 4,5x.


Bizzozero considera que este año será “de transición al crecimiento futuro. En 2019 crecerá todo más fuerte”. Hoy existen “solamente dos proyectos en pleno desarrollo en Vaca Muerta, mientras que el resto están en etapa piloto y otros tantos iniciarían como piloto este año. Con ello se explica y fundamenta el fuerte crecimiento de producción que se espera recién en 2 a 5 años, cuando más proyectos se encuentren en pleno desarrollo”, agrega.


Guillermina Amorín, analista y operadora bursátil de Rosental Inversiones, coincide en el diagnóstico: “todo el potencial que tiene YPF todavía está sin bajar a tierra; el año pasado reportó poca producción, pero una vez que maduren los proyectos piloto y si se mantienen los valores del crudo, la acción tiene mucho por ganar, lo que pasa es que ante tanta volatilidad en el frente internacional, el mercado se ha puesto conservador e inclusive está operando con un volumen más bajo”.


“El punto de inflexión será el segundo semestre de este año. Es clave el resultado del tercer trimestre: esperamos una variación positiva de la producción, y será una decepción si esto no fuera así”, dispara Francisco Mattig, analista de Research de Banco Mariva, que sigue a la petrolera en lo atinente a su deuda corporativa.


En su informe de Banco Mariva fechado en marzo, en el primer párrafo Mattig asegura: “nos gustan los fundamentals de YPF”; los bonos de la empresa son “atractivos frente a los de Petrobras y Ecopetrol”.


La petrolera argentina pretende lanzar 5 proyectos piloto a través de joint ventures este año, y dos de los proyectos que tiene en carpeta pasarán a la etapa piloto. “Lo que está haciendo la empresa es mostrarle a sus potenciales partners (socios) que hay petróleo en Vaca Muerta. La dinámica de los costos ha venido cayendo con fuerza, lo cual es positivo. La economía de Vaca Muerta está siendo prometedora y se está incrementando el interés de potenciales socios de YPF”, indica Mattig.


Además de Vaca Muerta, otros drivers para la acción son la liberalización del precio del crudo interno, de los combustibles y el avance en la quita de subsidios. Además, por el Plan Gas, el gobierno le debe a YPF unos 780 millones de dólares, y según la agencia oficial Télam, haría el anuncio de cómo va a ser ese pago. “Esto es clave para el flujo de fondos de YPF y su deuda -afirma el analista de Banco Mariva-; sería otro elemento que favorece a la buena posición financiera de la compañía”.


El economista Ezequiel Estrada, director de la consultora Ficonomics, se suma: “YPF es una compañía que tiene mucho potencial en el mercado local. Mantiene una posición dominante en todos los segmentos de petrolero y gas, tanto en el dowstream (refinación de petróleo y producción y comercialización de productos refinados y petroquímicos) como en el upstream. En cuanto a su acción, consideramos que es para tener en cartera, aunque hay que ser muy cautos ya que su cotización viene mostrando mucha volatilidad”.


“Si nos guiamos por el análisis técnico -apunta Estrada- éste nos da una señal de venta, pero a su vez, estamos en un momento interesante para ingresar a este papel. El precio de la acción está cerca de cruzarse con la línea medía móvil de 200 días, y el MACD marca una tendencia a la suba”.


Por su parte, Guillermina Amorín, de Rosental Inversiones, asegura que “a largo plazo, es decir, en dos años, vemos a la acción de YPF como muy positiva. Creemos que si para fin de este año, los ADRs que cotizan en Wall Street rompen una resistencia fuerte que tienen en los 26 dólares, podrían dirigirse a 30 para finales de 2019”. El precio objetivo de Allaria Ledesma para los ADRs de la compañía es aún más optimista: 35,40 dólares al cierre de 2018.


En Banco Mariva esperan un EBITDA consolidado de 4,5 mil millones de dólares en 2018, lo que implicaría un aumento del 11% contra el de 2017. El analista Francisco Mattig asegura que la empresa tendrá caja para pagar deuda y que tendrá un apalancamiento del orden del 1,9 o 2, en comparación con el 2,4 o 2,5 de sus comparables.


La petrolera estima, además, que un FCF (free cash flow) positivo en adelante le permitirá pagar un dividendo del 3% anual a partir del próximo año.

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com