• guadabarriviera

"Riesgo Argentina", casi afuera en las recomendaciones de cartera hasta las elecciones generales


La falta de confianza en Argentina y en sus activos financieros se evidencia día a día en el escaso volumen de negociación del mercado local, y también en las recomendaciones de cartera de cara a las elecciones generales del domingo 27 de octubre próximo.


Especialistas de Delphos Investment, Allaria Ledesma & Cia, Portfolio Personal Inversiones (PPI), Silver Cloud Advisors y Proficio Investment coinciden al sugerir mantener las carteras de inversión altamente dolarizadas, y adjudican una mínima porción a unos pocos activos locales, bien seleccionados y sólo para perfiles agresivos.


Después de la amplia e inesperada diferencia del 15% que obtuvo la fórmula opositora Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner en las elecciones PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) del último 11 de agosto, las acciones y los bonos argentinos experimentaron un derrumbe del orden del 50%. En septiembre, el volumen diario promedio negociado en acciones cedió un 50% intermensual, hasta los 694 millones de pesos. Todo esto se da en un contexto de recesión, bajo consumo, alta inflación e incertidumbre. Puras malas noticias para las compañías que cotizan en Bolsa.


La mayoría de los expertos consultados da por cierto un triunfo del candidato Alberto Fernández en primera vuelta.


“Creemos que es una elección ganada para él, cuya única incógnita es la diferencia de puntos entre Alberto Fernández y Mauricio Macri”, señala Santiago López Alfaro, socio de Delphos Investment. “Incluso, consideramos que la diferencia puede ser mayor que las PASO a favor de Fernández”, completa. “Las chances de que Macri acceda a una segunda vuelta son bajas”, coincide Allaria Ledesma & Cia, en su informe mensual de octubre.


Alta dolarización


“Antes de las PASO, nuestra recomendación era estar fuera de todo riesgo argentino y lo más dolarizado posible. Ahora, seguimos pensando que hay que tener las carteras mayormente dolarizadas y con bajo riesgo local. Aun así, los bonos en dólares empiezan a ser atractivos a paridades del 40% y los precios actuales permiten tomar algo de riesgo para carteras agresivas”, describe López Alfaro.


Con anterioridad a las elecciones primarias, “la recomendación a los clientes más conservadores fue mantener un alto porcentaje de activos dolarizados y, en lo posible, del exterior. Lo mismo realizamos en las carteras administradas con ese perfil de riesgo, tratando de minimizar la exposición a los activos argentinos, ante un escenario binario como podía ser el resultado de las PASO”, indica Betsy Szewach, gerente comercial de Proficio Investment.


“Para los que mantuvieron una posición de bonos argentinos en dólares, buscamos alternativas con menores paridades relativas, ante la posibilidad de una eventual reestructuración con quita de capital. Y para los inversores que quieran asumir el riesgo de una eventual reestructuración "amigable", creemos que puede haber oportunidades en los precios actuales de los bonos, aunque creemos que todavía pueden estar más baratos”, advierte Szewach.


“Veníamos siendo bastante cautelosos antes de las PASO, dado que no estaba muy claro cuál sería el resultado de esa elección, pero apuntábamos a mantener algo de riesgo argentino en la posición. Después de las PASO y hasta las elecciones generales, recomendamos una cartera con el 80% del riesgo fuera de Argentina”, apunta Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones (PPI).


Ese 80% lo colocan, a través de PPI Global, en acciones, bonos y ETFs de otros mercados. “Otra opción siguen siendo los FCI (Fondo Común de Inversión) LATAM, que han sido una buena estrategia de cobertura frente al comportamiento de los activos locales, y los fondos del exterior”, agrega Corujo.


Por su parte, en Silver Cloud Advisors no variaron mucho la sugerencia para sus clientes antes y después de las PASO. “Seguimos con una alta dolarización en los portafolios locales y con poca exposición a activos domésticos, de manera de seguir protegiendo el capital del inversor”, explica Javier Salvucci, jefe de research.


La composición de cartera que recomiendan en Silver Cloud en momentos previos a las elecciones generales tiene el 65%/70% mayormente invertido en activos que tienen “muy poca o casi nula exposición a instrumentos locales. Estamos convencidos que la volatilidad en el frente cambiario puede retornar, al igual que en las cotizaciones de los activos financieros. La crisis puede aflorar nuevamente, agudizarse si la política no acompaña y generar una transición compleja”, dispara Salvucci.


De hecho, en su resumen ejecutivo de septiembre, Proficio Investment señalaba algo parecido: “Se observa una disminución de la tasa de interés que los bancos pagan a los tenedores de plazos fijos. De continuar esta tendencia de baja de tasas, en el contexto de un stock de reservas internacionales decreciente, esperamos más tensiones en los precios y en el mercado de cambios. La mayor búsqueda de liquidez por parte de los bancos y el público (razonable en tiempos de crisis) generan una potencial presión en el dólar”.


En qué posicionarse


En Silver Cloud están posicionados en el FCI Galileo Event Driven (de renta fija latinoamericana, mayormente en dólares), en ADRs de Brasil, “que tienen buen volumen de negociación, como Bradesco o Petrobras”, y con una “muy poca exposición a acciones locales, dentro de las cuales preponderamos al sector energético”, puntualiza Javier Salvucci.


En Allaria Ledesma, las únicas acciones puntuadas con overweight son, dentro del sector de servicios públicos, las de Transener (TRAN) y Transportadora de Gas del Norte (TGNO4); y en generación eléctrica, las de Central Puerto (CEPU). Loma Negra (cemento) y San Miguel (alimentos) tienen la misma calificación, de acuerdo al informe mensual de octubre, donde predomina el underweight para los papeles locales.


Desde Delphos Investment, Santiago López Alfaro apunta que “si bien para un perfil conservador recomendamos solo dólar cash por ahora, para un perfil más agresivo, se puede combinar con 30% de acciones brasileñas -que se pueden comprar en la bolsa local a través de CEDEARS-, y un 15% de bonos argentinos en dólares, por ejemplo, Discount ley local o Par ley local, ya que los vemos retrasados con respecto a los Ley Nueva York. Lo demás, cash en dólares esperando mejores oportunidades”.


“En renta fija, preferimos en dólares ley argentina al Bono 2020, y en ley extranjera, al 2117. Para colocaciones en pesos, una apuesta muy limitada a bonos a tasa variable”, indica Allaria Ledesma.


Javier Salvucci señala que para “inversores altamente especulativos” recomiendan los bonos argentinos, y explica que en Silver Cloud ven "mucho más probable" que haya "una negociación que involucre quita en los intereses solamente y plazos mayores en la devolución del capital, pero la poda en intereses debería ser importante, superior al 50%".


Teniendo en cuenta los tres tipos de renegociación de la deuda que se consideran actualmente -canje de deuda como el de 2005, reperfilamiento a la uruguaya y reestructuración considerando quita en los intereses-, "bajo distintos escenarios de quitas de capital e intereses y reperfilamento de plazos distintos, a los precios actuales, nos da que en los casos más probables de ocurrencia, el upside de precios de bonos estaría entre 20% y 40%. Pero lo que el inversor debería saber es que es difícil estimar los tiempos de resolución. Por ejemplo, en el default del 2001, se tardó cuatro años en solucionar (parcialmente) el canje de deuda", advierte Salvucci.


Por su parte, Sabrina Corujo, directora de PPI, señala que para el 20% restante de la cartera que recomiendan, “dadas las tasas atractivas que están ofreciendo algunos instrumentos en pesos, son buenas opciones los FCI money market, que hoy representan casi el 45% de la industria de fondos, y que tienen la ventaja de la liquidez prácticamente inmediata. La tasa que ofrecen ronda el 50% anual; está unos puntos más abajo que la del plazo fijo, pero tienen la ventaja de la liquidez. Y también está la caución, un instrumento que nunca ha defaulteado y que hoy, a 7 días, está rindiendo un 47%, con lo cual es un buen activo para una posición en pesos”, puntualiza.


En Proficio Investment, lo mismo: “recomendamos las cauciones en pesos para el cash management, como alternativa al plazo fijo, ya que los plazos en los que se puede invertir son más cortos y permiten ir renovando a medida que no se necesite la liquidez. Y las empresas que quieran comprar dólares para atesoramiento o para pagos de deuda, pueden hacerlo a través de la operatoria con bonos”, explica la gerente comercial, Betsy Szewach.

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com