• guadabarriviera

Info de mercados con humor en Twitter: ¿Quiénes están detrás de los mejores perfiles?

Actualizado: 4 de oct de 2019


Ilustración de @PicassoBursatil, que muestra al patrón llamado piso redondeado o tasa con asa, el cual se convierte en una sonrisa.

La inventiva y la ocurrencia constante conviven con información sobre el mercado en las cuentas de Twitter @BetoMendeleiev, @LaninMZ, @trader_teddy y @PicassoBursatil, que combinan humor con datos financieros.


Se trata de distintos personajes creados, obviamente, por personas de carne y hueso. Y cada uno parece cumplir una función diferente dentro la red social del pajarito.


Sin embargo, también es posible vislumbrar más de un hilo conductual que une a estas cuatro cuentas: ninguno creó su perfil para ganar notoriedad o hacer dinero, sino más bien para ganarle, quizás, al sistema.


Además, son todos apasionados por el mundo bursátil y comparten la idea de fomentar la educación financiera desde el humor y advertir, así, a la gente más desprevenida que busca información sobre mercados en Twitter.


El Beto y sus mercados


“Para mí, hay una distinción entre el trader y un inversor activo de muy corto plazo que tradea. Yo soy este último. No me considero trader como tal: hago mis análisis y opero al día siguiente, generalmente en base a un view. Después se lo mantiene, o si se cae, se opera en consecuencia. Si lo hiciera, le estaría robando el mérito a quien se dedica todo el día a ello, quien pone sus ahorros en juego y genera una diferencia para vivir. No es mi caso”, empieza explicar el creador del perfil de Osvaldo “Beto” Mendeleiev, uno de los personajes del humorista Diego Capusotto, para subir sus posts a Twitter escudado en el anonimato.


En la “vida real”, Beto tuvo otra cuenta con su nombre verdadero, hasta que un día, “en una discusión, arrobaron la cuenta de mi empleador para “escracharme” por mi pensamiento, y dije: tengo que pasar al anonimato; hay mucha mala leche en las redes”, relata.


Buscando un nombre, se le ocurrió "el Beto, un personaje bastante cómico y ahora censurado, por tema feminismo, de Capusotto”, agrega. Su nueva cuenta, creada en enero de 2018, supera hoy los 7.500 seguidores. Según la descripción de su perfil, Beto es Astrólogo Bursátil, Idóneo en Ciclos Lunares, Inversor Agresivo y Stand-Up Bolsero, entre otras ocurrencias.


“El objetivo de la cuenta siempre fue intercambiar opiniones de economía-política y mercados, agregándole un toque humorístico y "de calle" a ciertos temas que generalmente se tratan con seriedad”, indica. “También, a medida que comencé a sumar seguidores y ver cuánto "vende humo" había en la red social, dije: si ahora soy anónimo ¿por qué no podría desenmascararlos? Y así surgieron varias peleas y momentos épicos para "el Beto", como la pelea con "Bigote", completa.


El Beto de carne y hueso trabaja en el área de finanzas de una empresa y ejerce también como docente. “Bigote” y Beto protagonizan una verdadera novela para sus seguidores en Twitter, con chicanas constantes, pseudo-amenazas y comentarios varios sobre bloqueos mutuos.


“En la vida real expreso lo mismo, la diferencia es que en la red social estoy rodeado de gente que le interesan (entiendan o no) estos temas como a mí, y en la vida real, no tanto”, dice el que está detrás del personaje de Beto.


En sus posteos, se nota el amor por la docencia. “Me apena la gente que les cree a los chantas, que piensa que son gurúes, operan en base a sus views o hasta terminan pidiéndoles que les manejen su guita (en general, este tipo de gente lo que busca es negocios de asesoramiento o manejo de carteras), por lo que me dediqué, en mi cuenta de Twitter, a publicar sus pifies”, describe.


“Siempre da satisfacción saber que personas que han estudiado por ejemplo medicina, ingenierías u otras carreras, se interesen por la economía y los mercados”, concluye, en relación a la variada información financiera y a los hilos que comparte en la red social de manera desinteresada.


El cronista de cada mañana


Detrás de la cuenta @LaninMZ está Max, el típico hiperactivo e inquieto cuya cabeza es capaz de atender o estar en más de un asunto a la vez; el ser que hace temblar la mesa con el movimiento ansioso de sus piernas.


Amante del mercado -"tradeo desde los 18”, asegura-, es licenciado en administración, MBA y gerente general de una empresa de servicios. Desde abril de este año, postea en su cuenta de Twitter, de lunes a viernes, el Macondo Heraldo.


En su perfil, Max se presenta de manera divertida: dice “No vi Star Wars, Esclavo Fiscal”, entre otras cosas. El Macondo tiene un formato que emula una hoja de periódico, con información super concisa pero muy útil sobre política, economía, resto del mundo y bursátil, entre otros temas, aunque varían de acuerdo a las circunstancias informativas del momento.


Para redactar el Macondo Heraldo, su creador se levanta a las 5:55 todos los días, y lo va armando siempre desde su celular, mientras lleva a sus dos hijos a la escuela y hace “infinidad de cosas”, como bien describe en su perfil de Twitter. El estilo del Macondo es bien Max: alguien que llega rápido a la síntesis, a lo importante. Y que deja de lado lo secundario, con la habilidad natural de quienes saben administrar muy bien su tiempo.


La publicación comienza siempre con la frase “Salud, Terrícolas”, y es realmente ingeniosa la forma en la que aparecen los protagonistas de las noticias, con múltiples apodos, muchos de los cuales surgen a partir de parecidos físicos.


“Si no es con pasión, es imposible hacer cosas como el Macondo”, asegura Max, y explica que el nombre de la publicación se le ocurrió al pensar en el “despelote y la ridiculez que es Argentina, un país donde todo es posible”, y porque admira, claro está, la obra de Gabriel García Márquez. Su cuenta tiene más de 2.500 seguidores, y en cuanto al por qué de la educación financiera que ejerce, a su manera, desde Twitter, usa una frase letal: “la gente compra fantasías”.


El oso cabrón


“Un día de baja fuerte del Merval, una amiga operadora estaba muy enojada porque una especie bancaria bajaba, y mucho, con ella adentro. Estaba muy irascible y empezó a cargar contra todos los “gurúes” de Tuister que recomendaban esa especie. Otro amigo dijo una frase que me quedó grabada: “Ahí viene CEPU de nuevo a cagarme la vida”. Era un día trágico, pero eran todo risas en el grupo de amigos. Entonces empezamos a hablar en chiste sobre hacer un “gurú” que mande fruta. En realidad, la idea de mi amiga era tratar que todos compren esa especie y se “empomen” como ella. Pero Teddy nació con escrúpulos y nunca lo hizo. En dos minutos abrí la cuenta y así nació el personaje, como un chiste interno. Reírnos para no llorar”, rememora quien está detrás de la cuenta @trader_teddy, un antihéroe mal hablado y que suele escupir posts con furia, humor bastante ácido y mucha ocurrencia.


“El objetivo era divertirme con mis amigos -explica ahora el creador de Teddy, dueño de una micro PyME textil y una marca de ropa-. Pero digamos que el personaje empezó a cobrar vida propia, comenzó a tener seguidores. Y aunque Teddy siempre fue un antihéroe que perdía plata siempre (y lo dice en su descripción de Twitter), algunos empezaron a preguntarme qué comprar. Eso me hizo ver lo desprevenida que es la gente y me dio un sentido de la responsabilidad”.


Así que, a partir de ahí, se puso “algunas reglas: Teddy nunca recomienda nada; siempre dice que la posta es que puede subir, bajar o lateralizar, y solo cuenta las que pierde”.


Sin embargo, al día de hoy, “Teddy tiene un objetivo, y diría que es fomentar la educación financiera, hacer reír un poco a la gente y luchar contra la autocensura. Pero de verdad que tiene vida propia: depende cómo se levante, puede salir para cualquier lado”, grafica.


El creador del perfil en Twitter de este oso de peluche, tiene casi 20 años de “mercader. Hace unos 5 o 6 años -explica- me empecé a meter de a poco en el mundillo del mercado por un amigo que me decía que estaba bueno. Me di cuenta que lo que hacía en lo cotidiano, no difería mucho del mundo bursátil: me la pasaba tratando de comprar barato y vender caro, manejaba derivados financieros, contratos de futuros, opciones, etc. Si lo analizo hoy, mi negocio nació de un call que salió bien, así que se me empezó a dar fácil, o más bien, me empezó a gustar. Le estaba poniendo nombre a las cosas que hacía todos los días por instinto y adquiría conocimientos. Con el tiempo, empecé a capacitarme en el tema y sigo haciéndolo. Una vez que te atrapa, el mercado es apasionante”.


El Teddy de carne y hueso describe que “lo único que tiene el personaje de mí es que los dos somos políticamente incorrectos. Pero es difícil asegurarlo, porque no uso redes sociales personales, así que es incomprobable. Ahí radica la magia de Tuister: me recuerda a los viejos foros, donde no importaba quién estaba detrás, ni las fotos haciendo poses, la facha… No es una cuestión de anonimato, es una cuestión de crear un personaje a gusto, que se relacione con otras personas para crear un relato colectivo. Creo que Teddy es más divertido que yo. Pero no importa quién está detrás: Teddy existe como tal”. La cuenta suma más de 2.300 seguidores.


“Es difícil que Teddy hable en serio, y cuando lo hace, algunos me reclaman que se está poniendo serio. Es mal hablado, políticamente incorrecto, viejo, feo, adicto y perdedor. Creo que eso genera empatía… Es ocurrente, a veces dice cosas que, quizás, algunos piensan y no dicen. Básicamente, dice boludeces todo el día y mecha con un poco de info”, sintetiza.


El artista del análisis técnico


Un diseñador gráfico, amante del dibujo y el arte, se escuda detrás de la cuenta @PicassoBursatil desde julio del año pasado, desde donde aborda el humor y el mercado desde una perspectiva artística. Tiene cerca de 10.000 seguidores.


En su perfil de Twitter, el creador de este personaje se propone “realizar humor gráfico en el ambiente bursátil y descontracturar la tensión del mercado”.


El acercamiento al análisis técnico (AT) de quien está detrás de esta cuenta tuvo que ver con un trauma que atravesó a nivel emocional. Pero lo cierto es que el creativo vivió “un flash”, según sus propias palabras, al observar las líneas que dibujan los gráficos del análisis técnico. Hoy se describe como fanático del AT y un apasionado por el mercado.


“Si no me sale una risa cuando hago un gráfico, no lo publico”, relata. Y agrega que “si el mundo financiero no tuviera la belleza de estos gráficos, no estaría metido en esto”. El verdadero PicassoBursátil es director de arte en una agencia de marketing y publicidad de consumo masivo.


“Lo que hago es utilizar el humor como herramienta en un mercado áspero, competitivo y muy individualista”, con el objetivo de llevar una “calidad gráfica mejor a Twitter”, sintetiza el diseñador, algunos de cuyos gráficos son ya un clásico en la red social.

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com