• guadabarriviera

Argentina: ¿Fin del mercado bajista?

Actualizado: 27 de oct de 2018

(Nota publicada en SaladeInversion.com)



El mercado argentino podría haber tocado fondo, a juzgar por la fuerte recuperación de los bonos locales de los últimos días, la importante baja del riesgo país y porque así lo indicaría la historia reciente del Merval, el índice de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA).

“El mercado argentino parece estar cerca o superando el fondo del reciente mercado bajista (bear market)”, sostiene Hernán Ladeuix, analista CFA de AR Partners, en un informe enviado esta semana a sus clientes.


En el escrito, Ladeuix argumenta que el 29 de agosto último, el país vivió un “día de pánico”. Fue cuando se derrumbó el mercado accionario local y el diferencial entre la deuda soberana argentina y los bonos del Tesoro de los Estados Unidos marcó el máximo récord de la administración del presidente Mauricio Macri.

Sin embargo, ese “bien puede haber sido el piso del mercado, no solo porque muchas de las preocupaciones, como el acuerdo con el FMI (Fondo Monetario Internacional), el Presupuesto 2019 y la estabilización del mercado de cambios van en camino a resolverse, sino también porque es lo que sugiere el patrón de los principales mercados bajistas de Argentina durante los últimos casi 30 años”, señala el informe de AR Partners.


El 29 de agosto, Macri afirmó -en un muy breve discurso- que había acordado con el FMI el adelantamiento de los fondos incluidos en el programa del FMI. Ese día, el mercado tuvo una de las caídas más extraordinarias de las dos últimas décadas. En una pérdida repentina de confianza, el mercado de acciones se desplomó un 7% y acumuló caídas del 20% en una semana, mientras que el riego país o EMBI -el indicador de bonos de mercados emergentes de JP Morgan-, alcanzó los 800 puntos.


Hernán Ladeuix asegura que lo peor de la crisis puede haber quedado atrás: su análisis de los seis principales mercados bajistas de la Argentina desde 1991 muestra que declives de aproximadamente el 65% en dólares desde el pico anterior han marcado las bases para el Merval, siendo la única excepción la crisis 2001-2002, cuando las acciones bajaron un 85% en su peor punto, en junio de 2002, desde el máximo previo.


“Para el 30 de agosto, el índice Merval había caído un 62% en dólares desde el pico de enero. Históricamente, las recuperaciones han tenido diferentes velocidades y en algunos casos, el mercado merodeó el piso por varios meses. Sin embargo, en todos los casos, el desempeño de las acciones después de tocar pisos fue extremadamente fuerte: se han incrementado más de un 100% en promedio un año después”, asegura el informe de AR Partners.


Ruben Ullúa, especialista en análisis técnico y director de la consultora Rubén J. Ullúa, coincide: “efectivamente, la caída de este año del mercado argentino cumple las condiciones típicas de una corrección importante y cercana de piso; la psicología de piso que se armó a finales de agosto ha sido típica de un mercado en zona de punto de inflexión”.


Sin embargo, el analista técnico remarca que lo anterior no demuestra que el mercado está en zona de piso, pero muestra que el Merval ha retornado a valores atractivos para el inversor. “Del lado técnico -añade- necesitamos todavía validaciones. Que el mercado haya aguantado ciertos niveles de soporte da posibilidades de pensar que estamos próximos a una posible recuperación, pero esto se va a dar en tanto y en cuanto el flujo comprador ingrese. Necesitamos al Merval por encima de los 850 dólares para decir que salimos de lo peor y podamos entrar finalmente en un momento de expansión, con una recuperación del orden del 20 o el 30% en dólares”.


Desde Rava Online, el analista Mauro Morelli aporta que “desde el punto de vista técnico, el Merval parece encontrarse en una fase de recuperación: luego de tocar los 636 puntos a fines de agosto, empezó a formar un canal alcista -no sin turbulencias en el medio- de muy corto plazo. Ahora resta saber si es simplemente un rebote y pierde fuerza en el medio por razones de coyuntura política, o si la brutal corrección de las últimas semanas dejó claramente sobrevendido al mercado y los inversores comienzan a posicionarse otra vez, cosa que se lee desde lo técnico”.


Morelli agrega una advertencia: “siempre es bueno saber que en la macroeconomía, la situación aún podría deteriorarse, impactando en los balances de las empresas y especialmente con expectativas formadas entorno a una tasa del 60% -al menos, hasta fin de año, según afirmación de autoridades monetarias-. Y esto sin contar situaciones exógenas, como las elecciones en Brasil y el riesgo de contagio en los mercados emergentes”.


Por su parte, Santiago Acuña, director de Macchi Valores, asegura que el indicador clave para la recuperación del Merval es el Bono AY24 en dólares del Gobierno Nacional, que muestra una recuperación importante en estos últimos días, y el riesgo país.

Estamos un poco mejor y hay un clima más distendido, es verdad -explica Acuña-. Como drivers están que el gobierno mejoró la comunicación con la gente y con el mercado, y también el apoyo explícito al país del FMI, Donald Trump y Angela Merkel de Alemania. Pero si uno compara el rendimiento argentino con sus países vecinos, el de Argentina estaba ayer en el 12%, mientras que los bonos de Uruguay, Brasil o Chile están entre el 3 y el 6%”.


Según el director de Macchi Valores, “el bono AY24 tiene que cotizar al 8% para que sea más claro que terminó la baja del mercado, y aun así, seguiríamos duplicando a los países vecinos”.


Este viernes, el índice Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) avanza por tercer día consecutivo.  

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com