• guadabarriviera

La acción de Banco Macro, con recorrido por valuación y fundamentals

Actualizado: 30 de oct de 2018

(Nota publicada en SaladeInversion.com)


En el contexto actual de expansión del sistema financiero argentino y por el crecimiento proyectado para los préstamos, el margen financiero y los resultados finales 2018 y 2019, las acciones de Banco Macro (BMA) podrían liderar las subidas dentro del sector bancario en la Bolsa este año, un 2018 en el que justamente los expertos vienen señalando a ese sector y al energético como los de mayor potencial alcista dentro del mercado argentino.


La acción de Macro tiene buenos múltiplos de valuación y sufrió un desacople respecto a los papeles de las otras entidades argentinas desde que su presidente ejecutivo y principal accionista, Jorge Brito, quedó involucrado en la causa Ciccone Calcográfica a mediados de noviembre de 2017. 


En ese entonces, las acciones del banco se desplomaron sobre todo en Wall Street, donde cotizan en forma de ADRs (American Depositary Receipts). Y Brito envió a la Comisión Nacional de Valores (CNV) una carta solicitando licencia en su cargo. Actualmente, el banquero está imputado y la suerte que tenga a nivel judicial podría disparar de forma abrupta tanto al alza como a la baja a las acciones del banco, sobre todo en la Bolsa de Nueva York, ya que allí invierten fondos con normas muy estrictas respecto al lavado de dinero. Por ende, este es el riesgo principal de Macro a corto plazo. 


Ahora bien, hasta en Balanz Capital, donde tienen una visión “contrarian” o distinta a la mayoría de los analistas y no recomiendan posicionarse dentro del sector bancario local, consideran a Banco Macro como “el más atractivo”. Según explica Lucas Caldi, miembro del equipo de Research de Balanz, “Macro presenta ratios de rentabilidad más altos que sus competidores y un crecimiento sostenido en préstamos en 2017. Además, cuenta con un costo de fondeo bajo que le permite obtener NIMs (Net Interest Margin security) más altos que el promedio del sistema. Aparte de esto, la valuación de Macro es la más atractiva del sector: cotiza a un P/BV (precio/valor contable) de 32x (32 veces) mientras que la media de la industria se ubica en 36x”. 


“Somos muy positivos con Banco Macro -apunta Juan José Vázquez, jefe del departamento de Research de Cohen-. Por un lado, tiene el menor nivel de apalancamiento de los bancos con oferta pública accionaria, con niveles de Patrimonio Neto/Activos del 1923%, seguido por Banco Supervielle (SUPV) con el 1612%, y el resto en niveles de 115%/117%. Por otro lado, es el más rentable, con márgenes de Resultado por Intermediación Financiera Neta/Activos del 705% frente al resto de las plazas, que oscilan en niveles del 3/4% según datos del ejercicio 2017, que están en línea con lo que vino pasando en los últimos años”.


“Los bancos hoy cotizan a un promedio de 14x EPS18E (14 veces las ganancias estimadas por acción para 2018) y 11x EPS 19E (11 veces las ganancias estimadas por acción para 2019). En particular, destacamos que BMA opera a 107x EPS 18E vs 14x de los otros bancos líderes” escribe en su último informe sobre el sector bancario el analista Guido Bizzozero, de Allaria Ledesma. El experto tiene una recomendación de compra para los papeles de Macro, con un precio objetivo de 430,0 pesos argentinos por unidad para finales de 2018.


En la consultora Research for Traders (RFT) también recomiendan compra, pero con un precio objetivo de 296 pesos y 124 dólares -en el caso del ADR-, lo que indica un upside del 35% en pesos y del 14% en dólares. “Creemos que es una alternativa de compra clara en el mercado argentino, que se va a beneficiar de la reclasificación del país como mercado emergente”, explica a SaladeInversion.com, Gustavo Neffa, socio director de RFT. 


Tras la negativa en 2017, se espera que en junio de este año, el MSCI (Morgan Stanley Capital Investment por sus siglas en inglés) otorgue a la Argentina la clasificación de Mercado Emergente. “Tal acontecimiento traería consigo, según el consenso del mercado, alrededor de 2.900 millones de dólares en capitales potenciales que invertirían en las acciones pertenecientes al índice de MSCI Argentina, de las cuales BMA estaría como uno de sus principales activos, con un peso del 15%, ubicándose por detrás de Grupo Financiero Galicia (GGAL) con un 21%”, agrega Neffa. Dentro del índice MSCI Latam, Banco Macro tiene una ponderación del 0,72%, mientras que GGAL posee el 1%. Y de pasar a emergente, tendría un peso del 0,09% detrás del 0,12% de Galicia.


El socio y director de Research for Tradres señala también que “se estima que no son muchos los fondos que siguen a dicho índice y se anticipen a su decisión de reclasificación a la hora de operar: de darse la reclasificación a emergente, el caudal de dinero e inversiones dirigidas aumentaría de forma inmediata”. 


Lucas Caldi, desde Balanz Capital, apunta que “la acción de Macro no recuperó todo el terreno perdido a partir del procesamiento de Brito en el caso Ciccone, y esa variable continúa siendo un aspecto a monitorear de cerca”.


Es que el papel del banco todavía se encuentra por debajo de los máximos históricos registrados en octubre de 2017. De todas maneras, su desempeño en los últimos quince meses superó a Banco Francés (BFR), Patagonia e incluso el rendimiento del índice Merval; solo fue superado por Grupo Financiero Galicia, Banco Hipotecario y Supervielle. “En lo que va de 2018 -indica Neffa- BMA ha estabilizado su recuperación, en parte por el contexto internacional y no ha logrado definir una clara tendencia, acumulando un alza del 1%”.


Por su parte, Manuel Terré, analista de bancos en Delphos Investment, asegura que “es claro que el descuento de Macro se ha ampliado significativamente y no por los fundamentos del propio banco, que tiene resultados muy fuertes y un crecimiento esperado superior a sus pares incluso sin necesidad de financiamiento. Y es verdad que ese descuento realmente creemos que se debería cerrar a medida que se despeje la incertidumbre en torno a Jorge Brito. Si los mercados de afuera acompañan, podría haber una ampliación de múltiplos especialmente en Banco Macro”.


Terré considera que a corto plazo, el riesgo por Brito y el caso Ciccone es “importante”. Además, en Delphos, “dado el contexto externo, estamos más cautos respecto al equity argentino en general”, sentencia el analista. 


Argentina es uno de los países con menor intermediación financiera en América Latina. El porcentaje de depósitos y préstamos respecto al PIB se ubica en 16% y 14%, respectivamente. En 1999, los préstamos representaban el 22% del PIB. Las perspectivas para 2018 son muy buenas: el sistema financiero continuaría expandiéndose, incrementando la intermediación con el sector privado. Los créditos hipotecarios liderarían el crecimiento, seguidos por los préstamos personales. 

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com