• guadabarriviera

Argentina: ¿Se terminó la caída del mercado?

Actualizado: 30 de oct de 2018

(Nota publicada en SaladeInversion.com)


Los activos argentinos tuvieron una nueva jornada negra este último miércoles, cuando el índice Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) se desplomó un 9% y cerró en 25.921,08 puntos. Así, el indicador perdió casi un 16% en cuatro días negativos consecutivos desde el viernes de la semana pasada.


El jueves anterior, había reaccionado con euforia a la recategorización del mercado a emergente por MSCI (Morgan Stanley Capital Investment), subiendo un 8,6% en el inicio de la rueda para cerrar el día con ganancias del 6%.


Como es habitual, la caída del mercado local tuvo su duplicado ayer en Wall Street, donde cotizan 19 empresas argentinas con sus ADRs (American Depositary Receipts): Grupo Supervielle (SUPV) encabezó los fuertes descensos, con una baja del 13,2%, pero los papeles de Central Puerto (CEPU), Banco BBVA Francés (BFR), Grupo Financiero Galicia (GGAL) y Loma Negra (LOMA) no se quedaron atrás y bajaron 12,7%, 11,1%, 10,9% y 10,8%, respectivamente.


A su vez, el EMBI (Emerging Market Bond Index), el riesgo país que mide JP Morgan, se ubicaba esta mañana cerca de los 600 puntos básicos, el mayor nivel desde septiembre de 2015. En relación a este indicador, Argentina solo es superada por Venezuela, Ecuador, Líbano y Ucrania. Además, el MBI se multiplicó por tres en la Argentina en los últimos meses en comparación a otros países latinoamericanos. Hoy, el mercado local opera con alta volatilidad.


Al contexto internacional de aversión al riesgo y la incertidumbre local se sumaron datos económicos negativos esta semana. Este martes, se supo que la actividad económica cayó un 2,7% en abril; el declive más grande desde que el presidente Mauricio Macri llegó el poder, en diciembre de 2015. El crecimiento también bajó sobre una base anual por primera vez en 14 meses, según datos del INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos).


“El 26 de enero, todas las bolsas del mundo marcaron un techo; desde ese momento, los emergentes están cayendo, y dentro de éstos, la bolsa argentina es la que más está bajando, entre otras cosas porque en 2017, la Bolsa de Buenos Aires fue la segunda que más subió en dólares en el mundo”, explica a SaladeInversion, Miguel Angel Boggiano, director de Carta Financiera. El experto hace hincapié en que “hay que entender el contexto internacional del mercado”.


Desde Research for Traders (RFT), el analista Sebastián Maril apunta que el derrumbe de los activos de ayer “no tiene una explicación, sino que hay un conjunto de eventos, y lo más importante es que a la Argentina aún le faltan hacer varios deberes”.


“La realidad es que hay mucho ruido en el mercado; no depende de un solo factor”, coincide Alejandro Mon, asesor financiero. Desde su punto de vista, en la baja de ayer influyó el escenario internacional, con las amenazas de guerra comercial y el anuncio de aumento de tasas del Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ), entre otros temas, como el vuelo hacia activos de mayor calidad de los inversores. A nivel local, también influyeron rumores respecto a la venta de acciones por parte del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses.


Las acciones argentinas “no estarían bien paradas frente al panorama internacional, contemplando que ya arrastraban una clara sobreponderación en portafolios de inversores extranjeros. La interpretación de cara a la decisión del MSCI la semana pasada fue claramente dispar según tipo de inversor: externos, como un punto de salida de sus abultadas posiciones; domésticos, como una oportunidad de compra luego del castigo que ya habían recibido”, señala en su informe Claves del día, la firma Delphos Investment.


En Delphos creen que “progresivamente podríamos ver un deterioro de momentum en uno y otro mercado, dadas las condiciones financieras internacionales, ya que somos los primeros candidatos en orden de riesgo, en base al macro doméstico y a los elevados posicionamientos”.


Al igual que Boggiano, Sebastián Maril considera que en la Bolsa “hay también una toma de ganancias hasta cierto punto sana, por la gran subida que tuvieron las acciones locales durante un año y medio”. El analista considera que “es sano saber que no es todo color de rosa. Veníamos de un mundo banalizado; y ya no ocurre que bajan las acciones y se recuperan al otro día. Ahora hay que esperar y ver cómo sigue. No sería sano si la baja se prolonga mucho tiempo más”.


En este contexto, Boggiano es contundente en relación a las inversiones financieras: “Es muy importante -explica- darse cuenta que las acciones no se compran cuando están en caída libre. No se compra nada cuando está en caída libre. La Argentina no es zona de compra; no es momento de compra. No hay nada para comprar en toda la bolsa argentina”, enfatiza.


En cambio, Maril considera que “el contexto de ahora es de mercado pesimista en un contexto de crecimiento económico a nivel mundial. No hay signos de recesión en ninguna de las principales economías del mundo. Y un mercado bajista es una oportunidad de oro para comprar”, dispara. El experto de RFT afirma que aunque el tercer y cuarto trimestres serán recesivos, “los eventos que van a catapultar o no a Macri al poder nuevamente en 2019 todavía no sucedieron”. Por eso, asegura que compra acciones, pero las guarda y se olvida de ellas hasta fin de año.


Por su parte, el asesor financiero Alejandro Mon explica que depende del perfil de riesgo del inversor: “sin son optimistas respecto a una normalización de la economía a mediano plazo, creo que hay una oportunidad de compra entre las acciones locales, aunque el momento de entrada no sería ahora; todavía puede haber más caídas”.

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com