• guadabarriviera

Argentina: ¿Rebote de gato muerto o reversión del flujo emergente?

Actualizado: 30 de oct de 2018


(Nota publicada en SaladeInversion.com)



En un año que se presenta muy volátil, el índice Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) logró repuntar durante cuatro días consecutivos desde el viernes pasado, experimentó una leve toma de ganancias este último jueves y vuelve a operar hoy al alza. Así, el indicador muestra una recuperación cercana al 10% y podría haber tocado un piso.

Desde enero, por motivos internacionales pero sobre todo locales, las acciones argentinas bajaron cerca de un 40% en dólares.


Ante este último rebote del mercado, analistas consultados por SaladeInversion se muestran cautelosos, relacionan las últimas subidas con el contexto general de los mercados emergentes y aseguran que los inversores siguen a la espera de noticias positivas para apostar por la renta variable local.


“Las últimas subidas son un rebote técnico; no se percibe un cambio en el ánimo de los inversores”, explica el economista Gustavo Ber.


Santiago Llul, vicepresidente de Futuro Bursátil, es más duro: “Hay que esperar… Puede haber sido un rebote de gato muerto, que rebota por inercia”, dispara el experto. “Los drivers generales de la economía y del mercado -agrega- no cambiaron, y hoy se está a la espera de drivers, de noticias, y la realidad es que la recesión va a venir en todos los ámbitos”.


Desde Bull Market Brokers, Ramiro Marra señala que “claramente, la variable del rebote técnico está, pero reducirlo a eso es limitado”. El experto relaciona el comportamiento de las acciones argentinas con la coyuntura de los mercados emergentes, e indica que “la volatilidad de estos mercados ahora las afecta directamente”.


El 20 de junio último, Argentina fue recategorizada al índice de mercados emergentes de MSCI (Morgan Stanley Capital Investment) La reclasificación se hará efectiva en mayo de 2019 y sólo incluye a los ADRs (American Depositary Receipts) de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street. El día del anuncio, MSCI aclaró que es necesaria una “mayor liquidez en el mercado doméstico” para incluir a las acciones que cotizan a nivel local.


La recategorización se dio en un momento complicado para los emergentes a nivel general. En mayo de este año, los fondos de bonos de América Latina registraron salidas por 1.650 millones de dólares, según datos compilados por EPFR Global. En abril, habían ingresado capitales netos por 747 millones de dólares, y en mayo de 2017, fueron 3.500 millones los fondos de entrada. Así, mayo de 2018 se convirtió en el primes mes de salida de fondos desde diciembre de 2016.


A su vez, los fondos globales en los mercados emergentes resultaron negativos en mayo de este año, en 5.400 millones de dólares, revirtiendo los fondos de entrada de 3.000 millones de abril y los 8.200 millones de dólares de mayo de 2017, según EPFR.


En junio, esta tendencia se aceleró, con la salida de fondos de los mercados emergentes de 8.000 millones de dólares, en lo que fue la mayor retirada de capitales desde diciembre de 2015, “mostrando claramente un cambio negativo en el sentimiento hacia la deuda de los mercados emergentes”, indica un informe de EPFR Global.


“La suba de las acciones argentinas en estos días se da en un contexto de subida de las acciones emergentes. Hay un optimismo respecto al mundo emergente, en el sentido de que habrían ajustado demasiado, y de momento, los más optimistas creen que habría un freno con respecto a los flujos de salida de este tipo de mercados”, asegura Marco Valenti, analista de Invertir en Bolsa (IEB).


Marra considera que por la recategorización del mercado argentino a emergente, “todo este año tiene que ser de suba para las acciones, aunque la variable a destacar es la estabilidad cambiaria, ya que el peso devaluado -a partir de la crisis de mayo-, generó incertidumbre en los mercados”.


El director de Bull Market Brokers añade que “veníamos de un mercado con poca volatilidad a nivel general el año pasado, y ahora argentina tiene muchas cuentas pendientes por resolver, pero el flujo de fondos tendría que ser positivo”.


Por su parte, Gustavo Ber insiste con que el rebote fue técnico, y asegura que el riesgo país sigue demasiado alto y que está cerrado el mercado internacional de deuda. “Esta recuperación del mercado tiene patas cortas -ilustra- porque va a chocar contra los fundamentals, una economía en recesión, el impasse cambiario y la alta inflación. En los próximos meses, las noticias económicas positivas van a brillar por su ausencia. Es un mercado que se mueve por flujos y no por fundamentals”.


Desde IEB, Valenti asegura que los más optimistas hablan de una reversión de los fondos emergentes, aunque “el mercado de renta fija, que es sideralmente más grande a nivel global, demuestra que no está bien el humor de los inversores”. La reclasificación de Argentina “es importante, pero va a depender del contexto internacional: siempre hay que sopesar lo global y cuál es el mandato de los fondos”, agrega.


De cara a los inversores, Ber señala que “definitivamente, la selectividad es hoy muy importante. Las acciones están baratas, es verdad, pero no hay posibilidad de que se acomode la economía. En este momento, las que tienen mejor ponderación son las energéticas y los bancos, pero hay que privilegiar los flujos, y por eso las acciones con más compra son las de YPF (YPF), Pampa Energía (PAM) y Grupo Financiero Galicia (GGAL), porque lo que domina hoy el mercado es la liquidez”.


En Invertir en Bolsa, tienen una “posición defensiva ahora mismo”, según Marco Valenti. “Vemos que hay mucho valor en las empresas argentinas, pero tiene que haber una normalización de tasas a nivel doméstico”, asegura el experto. Santiago Llul, de Futuro Bursátil, es el más pesimista de todos: “está complicado; lo veo difícil, por eso la mayoría de los inversores se posiciona en bonos en dólares”, describe.

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com