• guadabarriviera

Argentina: LEBACs, bonos en dólares y acciones para ganarle a la inflación

Actualizado: 30 de oct de 2018

(Nota publicada en SaladeInversion.com)


Con un índice de inflación cercano al 25% en 2017 y un aumento de precios proyectado para este año en torno al 20%, sigue teniendo sentido buscar cómo y dónde invertir los pesos argentinos para que éstos no pierdan su valor, sobre todo considerando que entre noviembre y marzo, el tipo de cambio corrigió cerca de un 20%.


Especialistas del mercado local aconsejan especialmente la inversión en LEBACs (Letras del Banco Central) para los tres perfiles de riesgo clásicos -conservador, moderado y agresivo-, ya que por rentabilidad, estos papeles le ganan a los plazos fijos bancarios. Como segunda opción, recomiendan los bonos en dólares, y por último, la renta variable, aunque de manera selectiva y para los más arriesgados.


Para empezar, en el equipo de Research del área de Wealth Management de PUENTE, consideran que por “la coyuntura económica y financiera a nivel local e internacional, que actualmente se encuentra de vuelta en niveles de volatilidad cercanos al promedio histórico -tras un 2017 de relativa tranquilidad y altos retornos-, el primer paso a tener en cuenta para un inversor argentino es contar con el asesoramiento activo de un asesor. En segundo lugar, luce conveniente el armado de una cartera diversificada con retornos atractivos ajustados por riesgo a la hora de decidir invertir nuestros ahorros”.


Desde Balanz Capital, el gerente Agustín Trella explica: “En el caso de un inversor conservador, nos inclinamos por las LEBACs, que son activos en pesos que ofrecen un rendimiento de entre 26,6% y 26,5% a plazos menores a 90 días. Y otra opción interesante son los Fondos Comunes de Inversión (FCI), como es el caso del FCI “Ahorro”, que tiene rescate en 24 horas e invierte gran parte de su cartera en LEBACs”.


Para un perfil moderado, en Balanz agregan también las Letras del Tesoro (LETES), que son en dólares, pero se pueden suscribir tanto en moneda local como en billetes verdes, y se licitan cada 15 días, generalmente a dos plazos. “El rendimiento en las últimas colocaciones se encontró entre 2,85% y 3,5% en dólares, y a su vencimiento, pagan en esa divisa”, señala Trella.


A los inversores de perfil más agresivo, el gerente de Balanz les recomienda invertir también en títulos públicos, como el Bonar 2020 (AO20), que ofrece un rendimiento aproximado del 4,70%. “Este bono -explica el experto- paga renta cada 6 meses y el capital al vencimiento, en el año 2020. Otra opción es agregar activos de renta variable, pero en este punto nos inclinamos por un FCI que invierta en acciones”.


En el caso de Santiago Llul, vicepresidente de Futuro Bursátil, el 50% de su cartera está compuesta de LEBACs, mientras que un 30% está invertido en bonos en dólares (Bonar 2024 y AA37; éstos últimos tienen una tasa nominal anual del 7,625%) y el restante 20% en acciones, especialmente del sector eléctrico y de obras semi-públicas. Según Llul, “las eléctricas van a seguir generando ganancias por los aumentos de tarifas, y respecto al sector de obras públicas, apuesto por IRSA (IRS) y Caputo”.


El director de Bull Market Brokers, Ramiro Marra, coincide en líneas generales con los analistas: “La mejor opción que hay en el país hoy para inversiones financieras son las LEBACs -asegura-, ya que por tasa le ganan al plazo fijo. El único problema es que son a corto plazo, pero se pueden buscar alternativas de bonos argentinos en dólares (como el AC17 y el Discount o DICA), y también está el mercado accionario, que es el que mayor potencial puede tener si la Argentina logra en junio de este año el objetivo de volver a ser mercado emergente, y como el mercado se basa en expectativas, hay que ir posicionándose desde antes”.


Las recomendaciones de Marra dentro de la renta variable argentina pertenecen al sector de desarrolladores de real estate: Consultatio, TGLT e IRSA.


Al igual que los demás, Matías Roig, director de Portfolio Personal, también se inclina por la inversión en LEBACs: “Para quienes quieran hacer inversiones de corto plazo - sesenta, noventa días- no hay mejor instrumento que las Letras del Banco Central, dado que la tasa que pagan sigue siendo muy buena. De hecho, en este tramo, la última licitación estuvo en niveles del 26,5%, siendo la más alta. La próxima venta es el 21 de marzo, pero si el inversor quiere, puede comprar antes en el mercado secundario, especialmente porque otras buenas alternativas en pesos son a plazos más largos, a 2 y 3 años, como los bonos que ajustan con CER, aunque estos instrumentos son más para inversores institucionales y no tanto para los minoristas", indica.


Por su parte, en el equipo de Research de Wealth Management de PUENTE destacan que los retornos que ofrecen las LEBACs “contrastan de forma importante con los ofrecidos por los plazos fijos en pesos (hasta el 23% anual en pesos a 35 días). Es decir, estar en un plazo fijo en pesos representa un costo de oportunidad en el retorno de la inversión de más del 3% anual. Esta diferencia es relevante considerando que el riesgo de crédito de las LEBACs es muy bajo, debido a que es el Banco Central de la República Argentina (BCRA) quien las emite. En esta línea, la construcción de un portafolio de inversión por el lado de los instrumentos denominados en pesos, ofrece de entrada un mejor retorno esperado”.


Las recomendaciones de Puente en relación a la renta fija en dólares son similares a las de los demás analistas consultados por SaladeInversion.com: “Empezando por los instrumentos más conservadores, las LETES en dólares de menor duración ofrecen no menos del 2,8% anual, mientras que un plazo fijo en esa divisa de 30 a 90 días ofrece un 0,75%. La diferencia es aún mayor si consideramos los bonos en dólares de menor duración emitidos por la República Argentina, que actualmente muestran rendimientos del 3,6% (Bonar 2018), 5% (Bonar 2020) o 5,2% (Bonar 2024). De esta forma, el armado de un portafolio de inversión en este tipo de instrumentos también ofrece de entrada un mejor retorno esperado, incluso con el posicionamiento más conservador”, aseguran desde el equipo de Research.


Los bonos soberanos actualmente han sido afectados por las expectativas de suba en la tasa de política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Esto sugiere que el inversor debe tomar un posicionamiento más cauteloso en bonos más cortos. Sin embargo, el retorno esperado de un plazo fijo en dólares sigue siendo menor al que puede ofrecer un bono de corta duración bajo las condiciones actuales del mercado.


Agustín Trella, gerente de Balanz, concluye que "el armado de una cartera de inversión depende del perfil del cliente, del horizonte de inversión, y obviamente de la coyuntura a nivel macro tanto local como internacional. Por este motivo, los activos así como su rentabilidad, dependerán del perfil, es decir: a mayor riesgo mayor rendimiento. Por ejemplo, una LEBAC a 30 días le gana por varios puntos a un plazo fijo tradicional y resulta una inversión muy atractiva para los 3 perfiles de riesgo. Siguiendo esta línea, el Merval -el principal indicador de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires- el año pasado ganó un 77% y fue una de las mejores inversiones del año".

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com