• guadabarriviera

Argentina: Bancos y energéticas rebotarían fuerte con los detalles del acuerdo con el FMI

Actualizado: 30 de oct de 2018

(Nota publicada en SaladeInversion.com)



El mercado de acciones argentino parece haber encontrado un piso, y los analistas, aunque se muestran cautos y advierten que la volatilidad continuará a corto plazo, aseguran que el energético y el bancario son los sectores con mayor recorrido alcista, por razones fundamentales y debido a sus bajas valuaciones.


Como principales drivers, los expertos citan al acuerdo con el FMI (Fondo Monetario Internacional) – cuyos detalles se darían a conocer en las próximas horas- y la reclasificación o no a mercado emergente de Argentina en los índices MSCI, una decisión que se hará pública el próximo 20 de junio.


El año 2017 arrojó rentabilidades espectaculares a los que invirtieron en acciones argentinas, y el aumento de las tarifas colocó a las utilities y especialmente a los papeles ligados al gas como los claros ganadores de la Bolsa: la acción de Camuzzzi Gas Pampeana tuvo un retorno acumulado de casi el 550%, y la de Transportadora de Gas del Norte se incrementó en un 447%, por citar sólo dos ejemplos.


Sin embargo, a fines de enero de este año, el mercado comenzó a caer de forma generalizada, a raíz de factores externos y sobre todo, internos. Así, medido en dólares, el índice Merval acumula una caída del orden del 30% en lo que va de 2018. Esta semana, sin embargo, el panel volvió a teñirse de verde durante tres días consecutivos, hasta el miércoles.


“Conceptualmente, por suerte, en estas últimas sesiones aparecieron el volumen y los compradores en el mercado local, que es algo positivo. Pero a corto plazo, los activos probablemente estarán deprimidos”, señala Lucas Gardiner, director de Portfolio Personal.


Desde Rosental Inversiones, la operadora bursátil Guillermina Amorín, apunta que “la volatilidad en las próximas semanas va a ser más alta que nunca, y se refleja en la volatilidad implícita de las opciones, que está muy alta en estos momentos”.


Con todo, Amorín señala que “el mercado parece haber encontrado un piso, y ahora parece estar listo para subir. Sin embargo, las próximas dos semanas va a estar muy impactado por noticias externas: la decisión de tasas de la Fed y el consecuente movimiento del dólar; y también estará muy influenciado por el cierre del acuerdo con el FMI y por si Argentina es o no finalmente mercado emergente”.


Desde ayer, la subida del Merval se desaceleró por Brasil -principal socio comercial de la Argentina-, donde el real experimentó otra jornada de depreciación y cerró el día de ayer a 3,85 frente al dólar, en valores de fines de 2015, y el índice bursátil Bovespa perdía hoy un 3%.


La “Argentina parece mejorar sus perspectivas de cara a los inversores, pero tampoco puede desacoplarse completamente del desempeño del país carioca. Sin embargo, más rápido o más lento, es importante para el mercado local continuar en el sendero del alza para seguir dando señales positivas a los inversores”, indicaba hoy Delphos Investment en su informe “Claves del día”.


“Lo que va a afectar de manera más positiva a los activos argentinos es el acuerdo con el FMI -explica Amorín-; cuando se haga público el monto de lo acordado y los términos del arreglo, se va a generar un gran impacto porque van a entrar muchos flujos. Por otro lado, que la Argentina no sea reclasificada a emergente por MSCI es algo que ya está descontado por el mercado, por eso tocó piso; pero si se da la reclasificación, el mercado va a rebotar con fuerza”.


Desde la ciudad de Rosario, la operadora de Rosental Inversiones asegura que hay recorrido alcista en las acciones de Grupo Financiero Galicia (GGAL), Banco Macro (BMA), Banco BBVA Francés (BFR) y Supervielle, del sector bancario, y en Central Puerto, Edenor (EDN), Transener, Pampa Energía e YPF (YPF). Amorín apuesta especialmente por CEPU: considera que tiene “mucho para recuperar porque es una muy buena empresa y bajó muchísimo en estos últimos meses”.


Lucas Gardiner, director de Portfolio Personal, aclara que en la situación de mercado actual, hay que diferenciar el trading de corto plazo de las inversiones a mediano plazo. “Los que hacen trading de corto plazo tienen que tener disciplina -explica-, poder desarmar posiciones rápido por el entorno de volatilidad y en este caso, el driver más importante es si Argentina es o no mercado emergente”.


Allaria Ledesma acaba de sacar su informe mensual, donde se lee que entre las acciones, “las valuaciones son muy atractivas, tanto en términos históricos como en relación a otras bolsas de la región. No obstante, el momentum para la renta variable es actualmente nulo, no solo por la salida de fondos que se observa en toda la región, sino también porque la economía argentina está entrando en un período de amesetamiento, por lo cual, se corre el riesgo de entrar en la “trampa de valor”.


Con todo, “la historia nos demuestra -continúa el informe- que las empresas argentinas con poca deuda y buenos márgenes operativos han logrado sortear todo tipo de crisis e impedimentos, y su valuación de mercado termina reflejando tarde o temprano su “verdadero” valor. Por eso, estos momentos de salida de fondos, son los que aprovecha un inversor de largo plazo para posicionarse”.


Colocándose en un horizonte de tiempo similar, Lucas Gardiner, de Portfolio Personal, explica que el inversor de mediano plazo “tiene que pensar que se está normalizando un país muy de a poco, en 10 o 12 años, y que si vamos en ese camino, en 3 o 4 años las acciones van a valer mucho más”.


El experto también se inclina por los sectores energético y financiero, ya que “sin una matriz energética lógica -razona-, no se puede ser un país normal. Y a la Argentina, este sector le va a crear una fuente de ingreso de dólares muy importante a largo plazo (cuando pueda comenzar a exportar energía) porque lo que necesita el país es un sector estratégico para dejar de depender de los dólares que le ingresan por el campo”.


Dentro del sector financiero, Gardiner apuesta por BYMA (Bolsas y Mercados Argentinos) y VALO, porque “están relacionados al mercado de capitales, ya que para que la Argentina se normalice, hay mucho para hacer en ese campo”. De los bancos, prefiere a Macro y Galicia; y dentro de las energéticas, a Central puerto y Pampa Energía, y en menor medida, Transener y Distribuidora de Gas Cuyana, porque no tienen tanta liquidez, señala.


Las preferencias de Allaria Ledesma también se ubican en gran parte en los mismos dos sectores: “Banco Macro y Supervielle entre las entidades financieras; Cablevisión Holding en medios; Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur (TGS), Transportadora de Gas del Norte (TGN) en servicios públicos y generación energética; Capex e YPF en petróleo y gas; y Ternium Argentina y su controlante Ternium en materiales”, según consta en el informe mensual que la firma hizo público esta tarde.

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com