• guadabarriviera

Argentina: acciones y bonos de TGS ganan atractivo por los sólidos fundamentos de la gasífera

Actualizado: 30 de oct de 2018


(Nota publicada en SaladeInversion.com)



En un año especialmente volátil y de casi sequía en cuanto a emisión de bonos corporativos, las acciones de Transportadora de Gas del Sur (TGS) y el título TRAGAS 2025, de la misma gasífera, suman recomendaciones de compra.


Analistas consultados por SaladeInversion.com destacan que la compañía cuenta con sólidos fundamentos, y aseguran que por la baja incidencia que tiene el transporte dentro de la factura de gas, la firma podrá tener la revisión tarifaria más adecuada, en el contexto de normalización de tarifas que inició el gobierno de Mauricio Macri en 2016, después de casi 15 años de facturas congeladas para los servicios públicos.


La firma informó este miércoles que ganó 1.100 millones de pesos en el segundo trimestre, lo que implica un crecimiento del 73% a nivel interanual. En el primer semestre de 2018, el resultado ascendió a 2.834.855 millones de pesos.


Junto a Transportadora de Gas del Norte (TGN), TGS monopoliza el transporte de gas natural en toda la Argentina, y es el mayor transportista del commodity en Latinoamérica, con 9.183 kilómetros de extensión de gasoductos. A nivel local, su participación de mercado es del 60%. Además del transporte de gas, TGS se dedica a la producción y comercialización de líquidos de gas natural, además de otros negocios.


Las acciones de TGS, con buenas perspectivas


“Tenemos una visión positiva respecto a Transportadora de Gas del Sur”, explica Gustavo Neffa, director de Research for Traders (RFT). “Si bien en las últimas semanas, el impacto de la depreciación de la moneda local y el cambio de ministro de Energía (Javier Iguacel por Juan José Aranguren) generó incertidumbre respecto al ritmo de la composición tarifaria, la empresa cuenta con sólidos fundamentos”, agrega el experto.


Juan Manuel Vázquez, jefe de Equity y Credit Research de Puente, apunta que “dentro de la cadena de gas, el transporte es un monopolio natural regulado, y la incidencia que tiene en la factura del consumidor final es sumamente baja, de entre el 3% y el 5%, con lo cual, se supone que van a tener el aumento previsto en las RTI (Revisión Tarifaria Integral). Es decir, hay más incentivo para que TGS y TGN puedan tener la revisión tarifaria más adecuada”.


El viernes pasado, GMA Capital sacó un informe con el título “Panorama y perspectivas de acciones emergentes y argentinas”. Allí, los analistas Nery Persichini y Cecilia Ronchi sentencian que “perjudicada por factores propios, como la corrida cambiaria y la crisis de confianza, la renta variable local perdió más de un tercio de su valor en dólares en 2018”. Sin embargo, mirando hacia adelante, “el nuevo escenario macro trae oportunidades, pero que demandan una estrategia clara y selectividad”, advierten estos especialistas.


Tras consignar que los temores de modificaciones en el esquema tarifario comenzaron a disiparse, que se anunciaron subas promedio del 24,4% en las tarifas de electricidad en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires y que, según Iguacel, desde octubre, Argentina comenzará a exportar gas a Chile, GMA señala en su informe que “aunque con riesgos, estas noticias nos predisponen mejor para mirar acciones de empresas del rubro eléctrico, particularmente de los segmentos de generación, transmisión y energías renovables”.


Persichini y Ronchi aseguran haber reforzado su “visión positiva sobre los papeles gasíferos, especialmente Transportadora de Gas del Sur y Transportadora de Gas del Norte, y de YPF (YPF), por su creciente exposición al gas vía Vaca Muerta”.


A su vez, dentro de las recomendaciones de inversión para la semana en curso, Balanz Capital selecciona, además de las acciones de Banco Macro (BMA) y Grupo Financiero Galicia (GGAL), dentro del sector utilities, los papeles de TGS y TGN.


Observando los múltiplos de valuación, Gustavo Neffa indica que “TGS posee un Price-to-Earnings ratio (PE, por sus siglas en inglés) de 18,6x, mostrándose más barata que su par TGS, con un PE de 34,6x. A su vez, el PE forward 12 meses de TGS muestra una mejora a 8,9x”.


“En términos de rentabilidad -completa el director de RTF-, la compañía presenta los valores más altos del sector gasífero, con un ROA de 29,4% y un ROE de 75,4%, mientras que su margen operativo y EBITDA se ubican en niveles similares a los de TGN”.


Solamente en julio, las acciones de TGS subieron a nivel local un 35,7%, en un mes que marcó una importante recuperación para el sector de utilities. Dentro del “top ten” que arma Tavelli & Cía con los mejores rendimientos a nivel mensual, aparecen las acciones de TGS en julio en segundo lugar, solo superadas por las de TGN, que acumularon un 41,6% en el mes.


Bono TRAGAS 2025: una oportunidad de compra


La semana pasada, Balanz Capital publicó también un informe sobre el bono TRAGAS, con vencimiento el 25 de mayo de 2025, de TGS. Los analistas de esa firma aseguran que se reunieron con miembros del equipo directivo de la gasífera, y que en general, la conversación que mantuvieron con ellos “reforzó la visión positiva” que tenían sobre la empresa y reafirmaron su recomendación de compra sobre este bono.


Según el citado informe de Balanz, el título sufrió por la aversión al riesgo que generó la devaluación del peso argentino entre mayo y junio. “Los inversores -agrega el reporte- han olvidado rápidamente que la emisión de este bono fue sobre-suscripta en cinco o seis veces, tan solo dos semanas antes del estallido del peso. Hay solo unos pocos bonos corporativos en el universo de mercados emergentes que ofrecen ratios de cobertura de intereses por encima de 15 y un ratio de deuda neta-EBITDA hacia adelante por debajo de 1, incluso menor es la cantidad de bonos con estas características que cotizan a una tasa de rentabilidad por encima del 8%”.


Así, el equipo de analistas que dirige Walter Stoeppelwerth en Balanz Capital se muestra “convencido de que TGS está posicionada excepcionalmente para capitalizar las diversas oportunidades de inversión en el segmento mid-stream de la industria del gas y el petróleo argentina”.


Según el último informe de renta fija de Capital Markets Argentina, en lo que va de 2018 hubo en el país emisiones soberanas por 9.000 millones de dólares, mientras que las corporativas fueron por un monto de 1.850 millones de dólares. En 2017, la misma cifra ascendió a 7.904 millones de dólares.


TGS fue la última compañía local en colocar deuda en el mercado internacional. La semana pasada, Telecom Argentina decidió postergar su venta de bonos, mientras que Albanesi canceló su emisión el jueves pasado, cuando su presidente, Armando Loson, fue detenido en el marco de una investigación por corrupción.


“Nos gusta desde un punto de vista fundamental, tanto la acción como el bono de TGS”, explica a SaladeInversion.com, Lucas Caldi, analista de Balanz Capital. “Creemos que a pesar del ruido que generó en el mercado la salida de Aranguren y la entrada de Iguacel, el oficialismo respetará los contratos de RTI firmados”, agrega.


“En definitiva -continúa Caldi-, consideramos que el Ebitda del segmento de transporte de TGS podría ubicarse en torno a los 380 millones de dólares en 2018, y el Ebitda del negocio de líquidos en torno a los 150 millones, alcanzando un Ebitda total de 530 millones de dólares en el año, lo que significaría un crecimiento del 69% en dólares respecto a 2017. Con estos números, TGS se encuentra cotizando a un múltiplo de EV/Ebtida 18 de 4,6x, mientras otras compañías de mercados emergentes como UGP (Brasil) y AYGAZ (Turquía) operan en 9,7x  y 8,3x, respectivamente. Asumiendo un EV/Ebitda de 6,0x, el upside podría alcanzar 30% en dólares”, remata el experto.


TGS informó ayer que pondrá a disposición de sus accionistas un dividendo en efectivo por 1,54 pesos por acción. La fecha de pago será a partir del próximo 22 de agosto.

  • YouTube
  • guadabarriviera
  • Icono social LinkedIn
  • White Twitter Icon

Producido por Guadalupe Barriviera

guadabarriviera.com